Hola Soy AR y soy neurótica
Tiempos difíciles en mi diario vivir…………vaya, no encuentro por donde empezar, porque hoy por hoy todo me es difícil, yo no despierto en las mañanas como la mayoría, contenta, agradeciendo un día más, para mí el despertar es una molestia, es cansado aun antes de poner un pie en el suelo, mis palabras son, porque tiene que amanecer? todo me es tan complicado, tareas que parecieran tan simples a mi me suponen un esfuerzo titánico, bañarme, hacer tareas de la casa, algún pendiente en la calle, y también cosas que se suponen son divertidas, salir con amigos, con mi pareja, me lo pienso demasiado y así se van las horas y finalmente no hago nada.
O algo que sería en mi beneficio, como una buena oferta de trabajo, le pongo peros, boicoteándome a mí misma. Para mi siempre son Tiempos difíciles en mi diario vivir,  tengo días más o menos buenos en los que hago planes, hare esto, lo otro, pero cuando se llega la hora en que tengo que hacerlo me viene un cansancio, dolor de cabeza, ansiedad, angustia, miedo, tristeza  y me digo, mejor mañana, cuando me sienta mejor, es mi costumbre posponer todo y eso me causa también una mortificación porque estoy dejando
pasar muchas oportunidades.
Es una lucha interna, me causa ansiedad realizar mis actividades, pero también me siento terriblemente mal cuando veo que no hice nada, cuando veo que a los demás parece serles tan fácil y maldigo porque a mí me cuesta tanto. El tiempo me preocupa,que me vaya haciendo mayor y me de cuenta que no hice nada de mi vida y no cumplí mis sueños. Mi vida está llena de culpa, frustración y pereza                                                                                                    .Quiero hacer muchas cosas y termino haciendo NADA
En lo único en que he sido constante las últimas semanas es en estar en Neuróticos Anónimos en Línea, me sorprendo de que diariamente asisto a mis juntas, de que me he motivado para algunos servicios, el saber que no estoy sola en esto, me está haciendo mi diario vivir mucho más llevadero, sintiéndome útil y dándome fuerza y esperanza.