Casi toda mi  vida ha sido controlada por la creencia de que el dinero lo hace todo o que lo resuelve todo.

Si tuviera dinero no sufriria

El dinero que yo producía no era suficiente y eso me hacia sentirme mal como hombre, papá y esposo

Mira, especialmente los últimos años me he visto envuelto en una situación económica bastante dura y me trabajo no me estaba produciendo las cantidades que yo necesitaba para cumplir con mis responsabilidades y mis necesidades, tengo 2 casas una en USA y otra en Juarez,  México, y yo venia a Juarez cada semana a ver a mi familia por unos días y después regresaba a USA a trabajar.

El dinero que yo producía no era suficiente y eso me hacia sentirme mal como hombre, papá y esposo; esa molestia se empezó a convertir en enojo, inseguridad, resentimiento en contra de mi pareja por pensaba mi mente que si ella no hubiera tenido a nuestra bebita no estaría yo así y empecé también a desarrollar ataques de pánico y de ansiedad, que comenzaron de repente, y eran muy severos, al punto que me llegaron a inmovilizar y me sentí más mal que nunca porque decía mi mente: sin hacer dinero, enfermo, medio loco,  sin saber si iba yo a estar con vida al otro día porque sentía yo que algo grave me estaba pasando y que me iba yo a morir…

mi mente era una fuente de locos pensamientos y dolores somáticos que era bastante severos y me llevaron al hospital varias veces aparte el modo que yo me sentía adentro de mi sentía que me estaba volviendo loco y no podía recuperarme a pesar de los medicamentos que me daban cuando entré al programa estaba completamente desesperado y te digo que yo decía que este era mi ultimo esfuerzo.

Me llevo un tiempo pero empecé a sentirme diferente, como que fui recobrando una parte mía que estaba sin esperanza y fue poco a poco que primero me fui sintiendo mejor, ya no sentía esos ataque tan fuertes y mi mente a veces se encuentra más tranquila y empece a notar que si tuviera yo dinero o no me sentía en paz.

Te digo que aun sigo con temores especialmente cuando me alejo del programa me doy cuenta que mi enfermedad es una enfermedad de adentro y que se expresa hacia afuera en formas diversas pero todas son con dolor y sufrimiento; te digo una una vez mas que sí me sigo alocando, que a veces me dan ataques de ansiedad pero no en comparación como antes que entrara yo al programa siento la diferencia y me da gusto compartirlo contigo mira no he sido consistente con el programa cien por ciento pero te digo que a pesar de eso dios me hasta ayudando a entender que sí existe y que nos dio este bendito programa para ayudarme, para rescatarme de una vida equivocada y llena de miseria.

Doy gracias e que la vida me trajo aquí para empezar a curarme. Sí, el dinero es necesario para poder complementar nuestra necesidades pero no es el portador de felicidad y amor no lo es. Dios sí lo es,  el amor y la recuperación si lo son.

Eso es lo que puedo compartir, gracias por el servicio.