Hola, mi nombre es Sergio y soy neurótico.

Me apoyo para dar inicio a una junta más de recuperación, del grupo Neuróticos Anónimos.

Cómo es sugerido, empezamos nuestras juntas con unos momentos de meditación, en mi caso, para ponerme en disposición de un poder superior -cómo yo lo concibo- para poder escuchar  con mente alerta, con humildad, con tolerancia.
Para hacer uso de la tribuna sacando mi emoción, escuchándome, sin dependencias, comentar mi diario vivir y tocar mi historial.
Recordar que la tribuna es propia y es un elemento importante para mi recuperación.
Por eso no hacemos tribunas cruzadas, si algo me movió de una tribuna no hacer diálogo.

Si gustan acompañarme…



La tribuna está abierta. “Sé honesto, háblanos de ti”

ENUNCIADO

Neuróticos Anónimos es una agrupación de hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza de poder resolver sus problemas emocionales y ayudar a otros a recuperarse de la Neurosis.

El único requisito para ser miembro de Neuróticos Anónimos es tener el deseo de alcanzar la tranquilidad. Para ser miembro de Neuróticos Anónimos no se pagan derechos ni cuotas, nos mantenemos con nuestras propias contribuciones voluntarias.

Neuróticos Anónimos no pertenece a ninguna secta religiosa, ni política, ni organización o institución alguna; no desea intervenir en ninguna controversia ni apoya o combate otras causas.

Nuestro fin primordial es mantener nuestra estabilidad emocional y ayudar a otros a alcanzar el estado de tranquilidad.

CUARTO PASO
Sin ningún temor hicimos un inventario moral de nosotros mismos.
-fragmento-

La Creación nos dotó de instintos para un propósito. Sin ellos no seríamos seres humanos completos. Si los hombres y las mujeres no se esforzaran por su seguridad personal ni hicieran ningún esfuerzo para cosechar sus alimentos o construir su albergue, no sobrevivirían. Si no se reprodujeran,  la tierra no estaría poblada. Si no existiera el instinto social, y si a los hombres no les importara la compañía de sus semejantes, la sociedad no existiría. Así, estos deseos de relación sexual, de seguridad material y emocional y de compañía son perfectamente justos y necesarios; ciertamente son dones de Dios.

Sin embargo, estos instintos tan necesarios para nuestra existencia nos dominan e insisten en gobernar nuestras vidas. Nuestros deseos sexuales, de seguridad material y emocional, y de obtener una posición importante en la sociedad, a veces nos tiranizan. Cuando los deseos naturales del hombre se descoyuntan, les ocasionan graves dificultades. No hay ser humano, por más bueno que sea, exento de esas dificultades. Puede decirse que casi todos los problemas emocionales son casos de instintos mal encauzados. Cuando eso sucede, nuestro “activo” natural, los instintos, se convierten en riesgos físicos y mentales.

El Cuarto Paso es un esfuerzo laborioso y vigoroso para descubrir cuáles han sido y son estos riesgos para nosotros. Queremos descubrir exactamente como, cuándo y dónde se deformaron nuestros instintos naturales. Queremos mirar de frente la desdicha que esto les ha causado a otros y a nosotros mismos. Descubriendo cuáles son nuestras deformaciones emocionales podremos corregirlas. Sin un deseo sincero y perseverante de hacerlo, es muy limitada la sobriedad o la satisfacción que podamos obtener. La mayoría de nosotros se ha dado cuenta de que es muy difícil de alcanzar la fe que obra positivamente en la vida cotidiana, si no se ha hecho sin temor alguno un minucioso inventario moral.

——————————————————————————————————————————–
Aunque Neuróticos Anónimos no es religioso, es sugerido terminar la junta con una oración que es ÚNICAMENTE a la serenidad. Los que gusten, pueden hacerlo. Y dice:

Dios concédenos la serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar. Valor para cambiar las que podemos, y sabiduría para discernir la diferencia. Hágase tu voluntad y no la mía.