Mi nombre es Rosy y soy neurótica.
Mi experiencia con las redes sociales es que han sido otra manera de recibir las “dosis” de mi “droga”, es decir, de mi dependencia que es el hombre que tenga como pareja en turno, son las dosis que busco  cuando no está conmigo…aunque como toda droga, estas dosis no hacen otra cosa que enfermarme más, ya que son las peores, las que me causan más dolor y sufrimiento.
Por las redes sociales me enteraba que había ido a determinado antro o restaurante, que estuvo festejando algún cumpleaños, que estuvo feliz y divirtiéndose…..sin mí… también por las redes sociales supe que era una más de su “catálogo”  y que el viaje planeado conmigo, el que yo le cancelé, lo pudo realizar con otra sin problemas, lo cual también me causó mucho dolor, soledad, angustia, ira, depresión, ansiedad etc…
Todas esas “dosis” de dolor disparaban una sensación cercana a la locura, de sentir mi baja autoestima peor, sintiéndome rechazada, celosa, reemplazada, preguntándome ¿porqué no me ha elegido a mí para vivir esos momentos? ¿porqué esas tipas de las fotos? ¿porqué ellas son especiales y yo no?, y empezaba a subir el tono de mi locura al sentir los celos crecer por la que le puso “guapo” en una foto, y de esa otra que opina tanto en sus posteos, y de esa otra con la que viajó, metiéndome en sus perfiles mientras en mi mente se formaban todo tipo de historias, analizando las fotos, comparándome, sintiendo mucho odio y una soledad inmensa que crecía cada vez más.
Así fui perdiendo el control y se volvieron parte de mi adicción, ya que podía pasar horas y horas ahí metida, sin poder trabajar, ni hacer de comer, ni siquiera para atender al hijo.
Desde que estoy en Neuróticos Anónimos en Línea el grupo me ha ayudado a detectar ese vacío que he buscado llenar con otras personas y sus vidas, de valorar mi sufrimiento dejando de hacer cosas que yo sé me van a lastimar más, de voltear hacia mi vida y hacerme cargo de ella y no de la de los demás, me da la paz de saber que ya no estoy sola y que hay personas aquí que como yo lo vivieron, y han podido trascenderlo, y sobre todo estoy aprendiendo a soltar, a soltarme, a vivir y a dejar vivir.
Gracias por este servicio, 24 horas.
Comencé siguiento su perfil hasta convertirlo en mi obsesión!

Comencé siguiendo su perfil hasta convertirlo en mi obsesión!