Hola soy “lunática-7” y soy neurótica.

El tema de esta quincena es No quiero hacer nada, quisiera que hicieran las cosas por mi,  se me hace como una pedradota para mi ego, para mis defectos de carácter porque yo efectivamente eso es lo que quisiera practicar NO HACER NADA, hacerme cochecito, hacerme ´pendeja´, siento que me gustaria ser millonaria archimillonaria para poder contratar cocinera, niñera, psicologa, maestra de tareas, institutriz, tener varios sirvientes y yo descansar, yo ver tele todo el dia, yo viajar y estar echada como vaca en un camastro y ver el paisaje y descansar y descansar, peroooo desgraciadamente cuando llego al grupo alguien me dió una ‘ayuda’ muy fuerte, porque yo me recuerdo NO HACER NADA EN MI GRUPO, quejarme por todo, criticar a todos los servidores, nada me parecía, nada me gustaba, a todo le encontraba defectos, y recuerdo que en una junta se me comentó “…ay luna, tu pareces becerro, pegado a la ubre y mamando del grupo, cuándo te vas a poner hacer algo en la agrupación?”

Sentí mucha vergüenza, porque efectivamente iba al grupo a descansar, a que me sirvieran cafecito y a disque escuchar la junta, me ofrecian servicios y tomaba los más fáciles, séptima era mi preferido, siento que ese servicio no me cansaba y lo hacia bien rápido mientras los demás compañeros lavando baños, coordinando juntas, contestando telefonos, haciéndole recepción al nuevo y yo echada en la silla criticando y criticando.

Siento que me costo trabajo conocerme y reconocer que no me gusta hacer nada y que quiero que todo hagan por mi, que no me gusta echarle acción a las cosas y que desgraciadamente tienen que pasar AÑOS Y AÑOS PARA QUE YO HAGA UNA COSA, por ejemplo, tengo sugerencia de hacer ejercicio y cuidar mi aspecto físico desde que estaba en el grupo presencial, desde que tuve a la primera hija, me embarace nuevamente, ya nacio, ya crecio, ya tiene 2 años y medio y yo nomás sigo ñañariando que ójala existiera una varita mágica para que me resolviera todos mis deseos y caprichos y yo no esforzarme por nada.

No quiero hacer nada

No quiero hacer nada

Ha sido de mucho dolor PONERLE ACCIÓN A MI VIDA, siento que gracias a la terapia, a comentar toda mi apatia, mi pereza, mis ganas de hacer las cosas, mi enojo porque no salen las cosas perfectas y comentar todas las ‘piedritas’ que me impiden caminar me a ayudado a ‘entrarle’ a ver que puedo ser útil y dejar de estarme ñañariando y deprimiendo, que gracias a la terapia no estoy postrada en un cama, que por hoy me baño e intento hacer lo que me sugieren en el grupo y pues bueno, siento que eso seria todo y agradezco al comité el servicio que me regaló. Serenas 24 para todos.