Hola soy Antonio L. y soy neurótico.

En esos días aun no sabía que yo soy neurótico, ni sabía que mis reacciones son excesivas; tenía una pareja con la que pensaba era el amor de mi vida, al principio el Facebook era un entretenimiento inocente, nos sentábamos en la cama juntos uno al lado del otro a revisar nuestro face y hacer tarea cada quien en su laptop, respetando nuestra privacidad, sin echar un vistazo si quiera al face del otro, hasta que un día me enteré que me engañaba, a partir de ese momento me hice presa de los celos, la angustia, el dolor, la desconfianza,  la ira y muchas otras malas emociones.

A partir de ese momento empecé a revisar su  Facebook, lo que mas revisaba, era quién le publicaba, o le daba like a sus fotos o comentarios.

Facebook amplifica mis celos

Facebook ha destruido mi relación

Fue una obsesión tal que llegue a reclamarle muchas cosas, la mayoría sin razón, eso me hizo sentir como un tonto muchísimas veces, hasta que mejor me dió su contraseña y tuve acceso y permiso para ver sus conversaciones, eliminar fotos que no me gustaban… y la verdad es que ni así estuve conforme.

Sufrí mucho a causa de las malas interpretaciones, de las suposiciones, me ponía muy mal cuando veía algo que no me gustaba, la tachaba de lo peor, Facebook solo hizo amplificar mi miedo a perderla, a que me fuera infiel, amplificó mis celos.

Por hoy estoy en Neuróticos Anónimos en Línea en dónde me dicen cómo debo actuar para poder pacificar mis emociones, para que la angustia y desesperación desaparezcan, para que pueda creer sin sufrimiento. Gracias a Neuróticos Anónimos en Línea, hoy me siento mejor y diferente. Gracias por el servicio, 24 horas.