Buen día compañeros mi nombre es Orlando y pertenezco a NAEL.

"...Tenía la necesidad de vigilar a mi pareja en todo lo que hacía, redes sociales y con quien hablaba por teléfono, a esta situación yo le llamaba AMOR"...

Recuerdo 24hrs atrás cuando recién me integre a neuróticos anónimos en línea, para mi fueron días muy tristes llenos de llanto, inseguridad y desesperación, me generaba en la mente ideas como: Saltar a las vías del metro y acabar con todo este asunto, cerrar los ojos y dejarme llevar por esa locura de solucionar así mis problemas.

Tenía la necesidad de vigilar a mi pareja en todo lo que hacía, redes sociales y con quien hablaba por teléfono, a esta situación yo le llamaba AMOR, me preguntaba yo mismo: ¿Si no defiendo lo mío es que no la quiero?

Aquí en el grupo mis acciones tenían un nombre”NEUROSIS“, inclusive recuerdo que antes del grupo compartía mis sentimientos con: amigos, familiares, en fin con cualquier persona que me hiciera la plática, a pesar que yo veía como las personas me cambiaban de tema y yo me indignaba, no entendía que aquellas personas no comprendían lo que me pasaba, ya que no tenían una situación similar a la mía o no producía los mismos efectos que a mi en ellos mis problemas.

Un día un compañero de trabajo me comento que había instituciones que podían comprender mi situación y darme el apoyo que yo necesitaba, instituciones como Neuróticos Anónimos 24HRS entre otras, por cuestiones de trabajo para mí no era posible acudir a dichas instalaciones ya que mi trabajo me consumía mucho tiempo así como también el lugar donde vivo quedaba retirado de las mismas, navegando en la red con palabras claves tales como “suicidio”, “infidelidad” entre otras di con la agrupación NAEL quien dejaba la puerta abierta a personas que tenían los mismos problemas o similares que los míos.

Me di cuenta que no estoy solo, que de igual forma hay personar que pueden brindarme su apoyo incondicional, a las que puedo regalar mi experiencia y a su vez ellos ami.

Estas 24hrs doy gracias por dejarme compartir mi experiencia a quien quizás esté pasando por una situación parecida a la mía y poder decirle: “NO ESTAS SOLO”.

EL DOLOR ES INEVITABLE, EL SUFRIMIENTO OPCIONAL…