Hola, mi nombre es May y soy neurótica. En mi experiencia yo siempre he vivido el amor condicionado, para mi no podía
existir el amor si no era ese amor que da pero que espera recibir algo a cambio que valga lo mismo que mi mente me
decía que valía “la entrega que yo había dado”.  Siempre estuve a la espera de recibir, de sólo recibir, estuve
acostumbrada a dar pero pensando en cómo podría venir la recompensa, y cuando esa recompensa no llegaba la frustración
era tal que era desesperante y doloroso que la persona a quien YO AMABA, no me amaba como yo quería.

El amor condicionado que yo vivía se reflejaba en mantener todas mis expectativas de vida en el ser amado, si yo sufría,
se me tenía que consolar, si yo me enojaba se me tenia que calmar, si yo me reía, la persona tenía que reírse de lo mismo,
tenia que ser como yo quería que fuera. Mi concepto del amor era ese, un AMOR CONDICIONADO, un amor que sólo da
pero con la necesidad de recibir, un amor que da mucho pero que también cobra con creces.

Al llegar a Neuróticos Anónimos me doy cuenta de mi forma de amar, me doy cuenta que en realidad yo sólo estoy acostumbrada
a un trueque, que vivo el amor con exigencias, aquí he aprendido que es tiempo de dejar de pensar en el recibir, o en
cuánto puedo llegar a recibir y cuánto tiempo, he dejado de sufrir añorando que el ser amado haga lo que yo quiera que
haga para sentirme bien, he aprendido que el amor es dar libertad de acción, de elección y de pensamiento, he aprendido
que el amor es eso, es dar, sin cobranzas, sin intereses moratorios, sin poner mis expectativas de vida en el ser amado,
coaccionando su actuar y su pensar.
Hoy, intento saber amar, inento saber relacionarme con los demás, intento abandonar mi egoísmo y ser una mejor persona.